Debemos recordar que las refacciones automotrices y demás componentes de nuestro auto tienen una vigencia específica, la cual podría reducirse en caso de no cuidarlo de forma correcta.

Principalmente, el motor debe tener cuidados especiales. En particular, el aceite de motor generalmente necesita cambiarse cada 5,000 km o tres meses, lo que sea que ocurra primero.

Es vital revisar el líquido anticongelante una vez a la semana. En caso de circular con niveles inferiores a lo recomendado, nuestro auto podría presentar averías serias.

Se recomienda sustituir el filtro de aceite cada vez que se realice el cambio de este. A su vez, el filtro de aire deberá ser reemplazado al momento de una afinación.

Aunque son comúnmente olvidados, el líquido de frenos y de dirección tiene que ser revisados una vez al mes para detectar fugas. De lo contrario, tu vehículo y tu bolsillo se verán afectados.

Consigue un medidor de carga y comprueba el estado de la batería cada vez que se le realice un servicio a tu auto.

Es vital revisar y mantener los neumáticos a la presión recomendada y realizar la rotación de llantas tras recorrer el kilometraje sugerido por el fabricante.

Por último, revisa periódicamente el estado de tus faros, focos de cabina y demás accesorios dentro de cabina para mantenerlo siempre en buenas condiciones.

En Refaccionaria Octavio Vázquez contamos con amplio catálogo de refacciones automotrices para asegurar el correcto funcionamiento de cualquier tipo de automóvil y camión. ¡Llámanos!